Google Tarjeta d embarque: Postre de chía y fresa

Postre de chía y fresa



Hace poco os contaba que estaba muy contenta porque comenzaba a trabajar en un proyecto nuevo, una vez más Odile Fernández y la Editorial Urano han confiado en mi para que lleve a cabo las fotografías que ilustrarán uno de sus libros, que ganas tengo que enseñaros el que acabamos hace unos meses, debe estar ya en imprenta!!!

La receta de hoy tiene que ver con ese proyecto, después de preparar algunos de sus platos y fotografiarlos me van quedando cosas en la nevera sin terminar y como me gusta aprovecharlo todo, de una receta sale otra, esta es crudivegana, perfecta para el verano. Yo he utilizado fresas pero las puedes sustituir por cualquier otra fruta que tengas en la nevera.

Antes de entrar de lleno en la receta quiero contaros lo más interesante de esta y es su valor nutricional gracias a las semillas que he utilizado para prepararlas. Que por cierto, las tenía hace algún tiempo y no las había utilizado todavía, me las envió El granero junto al aceite virgen de coco que también he usado para preparar esta receta.

Las semillas de chía son ricas en calcio y potasio, entre otros minerales, también en antioxidantes pero sobretodo son una excelente fuente de Omega 3 (uno de los ácidos grasos esenciales). La ventaja de la chía es que se puede conservar durante más tiempo mientras que el lino se enrancia con facilidad. En general las semillas deben ser rotas para que aprovechemos todos sus nutrientes.

Al mezclarlas con un líquido forman un gel mucilaginoso igual que le ocurre a las semillas de lino, esto es debido a la cantidad de fibra soluble que contiene.  Esta fibra soluble no solo actúa como un saciante también ayuda a ralentizar la asimilación de los hidratos de carbonos, regulando así el azúcar en sangre, algo muy útil para todos pero especialmente para los diabéticos.




Aunque últimamente parece que se me escapa el tiempo busco ratitos para salir a por flores, que no falten en mi mesa =)





Postre de chía y fresas

Una cucharada sopera de semillas de chía
10-12 Fresas
Una cucharada sopera de sirope de agave
Una cucharadita de aceite virgen de coco (Opcional)

Elaboración:
Ponemos en remojo en la leche de almendras las semillas de chía, dejamos que vayan hidratándose. Como os comentaba antes mejor si las rompéis un poco con el mortero.
Ponemos las fresas, el sirope y el aceite de coco en el vaso de la batidora y lo trituráis bien.
Ya solo queda montar los vasitos, los rellenamos con la combinación de chía y leche de almendra. Encima ponemos nuestra mermelada raw y por último acompañamos con unos trocitos de fruta. Fácil ¿verdad?

11 comentarios:

  1. Eva, el postre me encanta, pero y esas flores ¿que son? ya imagino que silvestres, pero son preciosas, no las había visto nunca¡¡¡. Así que se te escapa el tiempo¡¡¡ Espero que nunca te falten fuerzas para darte un paseo por "tus lugares" y regalarnos florecillas silvestres para acompañar tus post. Bstos

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Vir, son silvestres, he estado buscandolas en internet porque quería ponerles nombre en el post pero no lo he conseguido, son muy curiosas, primero son chiquititas como las de la derecha y luego crecen y se secan en la planta tal y como las ves ¿verdad que son bonitas?

      Eliminar
  2. Hace tiempo que conozco la semillas de chia, llegué a ellas por casualidad y se quedaron en casa, pero nunca las hidraté siempre las uso secas, así que aaayyy! aprendí algo nuevo hoy, se dice que crecemos cuando pasa eso, yo seguramente ya sería una gigante pues aprendo algo nuevo cada día, jajaja, pero hoy aprendí además un dulce con este postre tan divino.
    Un beso linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz de enseñarte una cosa nueva hoy, mi Caty ♥

      Eliminar
  3. Hola Heva! estupendo post. Las semillas de chía son un superalimento. Como bien dices son una gran fuente de fibra, antioxidantes (flavonoides, betacarotenos, y tocofenol ) y además tiene calcio, fósforo, hierro y magnesio, un alto porcentaje de proteínas y ácidos grasos omega 3 de origen vegetal. Las fotos son preciosas, pero, como no? tengo unas imágenes de las semillas al microscopio, cualquier día te las mando. Besos y descansa, que me llevas un trajín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi niña, espero tu tarea jeje
      Besitos!!!

      Eliminar
  4. Hola preciosa!!

    Me encanta la chia, en casa la tomamos en aguas frescas de limón/limonada, echa unas cucharadas y son un vicio. En panes, para mi es como el ajonjolí muchas veces, e hidratada sencillamente irresistible, me has recordado tanto a mi Abuela hoy...una receta deliciosa Heva.

    Muchas felicidades por ese nuevo proyecto, tu creas arte del alma y eso es algo muy especial en estos días.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hace muy feliz recordarte a alguien tan especial para ti ♥
      Ya queda poquito Mayte!!!

      Eliminar
  5. Me encanta! ya tocaba un postre saludable. Yo había leído sobre la semilla chía, también como ayudante a quemar grasas, pero no sabía que al mezclarlo con la leche se ponía glutinosa. Tengo que probar esta receta, así que muchas gracias por la aportación y felicidades por las fotos.
    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  6. este postre habrá que probarlo, de las semillas de chía no sabia nada de su existencia. Así que toca investigar.
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Me has pillado pensando en hacer un postre rico para la merienda de esta tarde, tenia la chia con leche de avena y me acabas de dar la idea de como rematarlo. Gracias,

    ResponderEliminar