Google Tarjeta d embarque: Mermelada de tomate sin azúcar

Mermelada de tomate sin azúcar


Último jueves de mes, toca reto con Ventanas Verdes. Como ya es habitual en el grupo septiembre es el mes de las conservas. Sueño con tener mi pequeño huerto urbano y mientras llega el momento sigo practicando y aprendiendo para cuando lo tenga, si es que consigo que produzca lo suficiente para tener que conservar el excedente, que no las tengo yo todas conmigo jeje

Nuestro ayuntamiento ha cedido una parcela (pequeña) para que los vecinos Aloverenses cultivemos huertos orgánicos y ahí estoy, intentando conseguir un terrenito dónde cultivar mis tomates, cruzad los dedos que es por sorteo!!! Ya os contaré si lo consigo :)

Pues eso, que me he puesto a soñar con mis tomates y lo que haré con ellos, espero que no sea como en el cuento de la lechera jaja y he pensado en ir practicando recetas para conservarlos. Esta es mi segunda idea para conservarlos, la primera es secarlos al sol. Lo habitual es hacer salsa de tomates y embotarla para disfrutarla durante el año pero tenía curiosidad por probar la mermelada de tomate y al final me he decidido por esta técnica. Pero claro una mermelada necesita azúcar y yo intento eliminarla de todas las recetas, hoy no iba a ser diferente.

Últimamente es habitual ver en recetas que el azúcar es sustituido por fruta deshidratada y quería ver que tal quedaba en una mermelada. Como cualquier otro ingrediente que utilicéis para endulzar (azúcar incluido) va a aportar sabor y no solo dulzor, por eso debéis elegir una fruta que os guste para combinar con el ingrediente principal de vuestra mermelada. Yo compré higos pero pueden ser orejones, pasas o dátiles, lo que más os guste.

Me temo que aunque sea más saludable una mermelada preparada con fruta deshidratada sigue siendo no apta para diabéticos por su alto contenido en fructosa. Para los que no lo somos siempre es mejor un endulzante que además de calorías y dulzor nos aporte vitaminas y/o minerales, las calorías vacías cuanto más lejos mejor.

He preparado poca cantidad porque no sabía que tal resultaría, si hubiese hecho más tenía intención de conservarlo con el microondas, estuve buscando información para ello. Se cuece el bote que vayamos a usar para la conserva durante 20 minutos para esterilizarlo, se rellena dejando 1 cm hasta el borde y se pone en el microondas a máxima potencia durante 1 minuto.
No soy muy golosa y puse poca fruta deshidratada, puedes aumentar la proporción de fruta o complementarla con un poco de stevia hasta alcanzar el dulzor que más te guste.




Mermelada de tomate e higos (sin azúcar)

500 gr de tomates ecológicos
100 gr de higos deshidratados ecológicos (añadir más al gusto)
½ limón eco

Elaboración

Hacemos una cruz en la base de los tomates y los escaldamos, para ello solo hay que ponerlos en agua hirviendo durante 15 segundos aproximadamente. Los sacamos del agua caliente y los ponemos en un bol con agua fría o hielo, para que los podamos pelar con facilidad, les quitamos la piel.
Les quitamos el corazón y picamos el resto. Hacemos trocitos pequeños con los higos y exprimimos el  limón. Ponemos todo junto en un cazo y llevamos a ebullición, vamos removiendo y vigilando hasta que no quede líquido en el cazo. Depende de la cantidad que uséis, en mi caso no llegó a 15 minutos. Trituramos con la batidora en caliente y embotamos para conservar. Podemos hacer vacio en el microondas como os he contado o bien guardar en la nevera y consumir en una semana o dos.

Deseando ver las conservas de mis compañeras, Chelo, Liliana e Iciar :)

21 comentarios:

  1. Nunca me defraudas Heva! Qué buena textura tiene, casi es más una "mantequilla de tomate", me apetece un montón hacerme un bocadillo con ella :D. La verdad es que el tomate da mucho juego para las conservas, se pueden hacer muchísimas cosas con ellos y ahora ya he sumado tu mermelada sin azúcar a mi recetario. La probaré, seguro, tengo que experimentar con lo de las frutas secas.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás, que yo se que cuando te pones a experimentar no paras jaja
      Un besote!!!

      Eliminar
  2. Como dice Liliana, esa textura es ideal para bocatas y aperitivos. Y la mezcla de sabores tomate-higo es un triunfo asegurado. Únicamente voy a ejercer de Pepito Grillo con una cosa: si la quieres conservar, nada de microondas. Las conservas sin azúcar ni vinagre (excepto la salsa de tomate, q ya es ácida de por si) son susceptibles de desarrollar botulismo. Hay que asegurarse de hacerles el vacío a más de 100 grados y para eso hay que usar olla exprés, el tiempo necesario según el tamaño del bote. Un micro no vale para eso.
    Beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ser nuestro Pepito grillo, tiene un punto ácido intenso, al probarla enseguida pensé en chutney porque se junta la acidez del tomate con la del zumo del limón y como soy tan tacaña con el dulce no llega a compensarlo jeje Pero me lo apunto y recitifico la entrada. Gracias!!!

      Eliminar
  3. Tiene que estar riquísimo, pero me da mucho miedo para conservación, le tengo pavor al botulismo y por eso hay ciertas conservas que no me animo a hacer. Pero me gusta la idea para hacer y consumir, seguro que está buenísimo.
    Feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi niña, ¿has leido el apunte que ha hecho Ajonjoli? si haces el vacío en la olla exprés no tendrás problema, si lo dice ella es 100% fiable ;)
      Un besote enorme!!!

      Eliminar
  4. Uyyy yo esta mermelada no me la pierdo le veo mucho juego, pero no tengo higos deshidratados, porque no irá igual de bien unas ciruelas deshidratadas jajajaja. Cuando me los compre, la pruebo. Gracias mil!!!! Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás Silvia, seguro que nos dejas con la boca abierta y salivando jeje
      Un besazo!

      Eliminar
  5. Ay Heva! Porque no vas a tener excedentes en la huerta? Seguro que como nos pasa a todos en cada temporada cosecharas mas de lo que podais comer porque todo se da a la vez aunque lo pongas escalonado. Y te veo inventando como loca dormas de conservacion. Besos y a ver si tienes suerte y consigues la huertita. Yo estare aqui para echarte una mano si es necesario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya la he solicitado, a ver si tengo suerte y si, te necesitaré que ya sabes que mucha mano verde no tengo jeje Me voy para allá a que me des un intensivo de huerta :)
      Muack!!!

      Eliminar
  6. Tiene muy buena pinta. No soy amante de las mermeladas, pero tengo que probar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampo Samuel, por eso no está muy equilibrado el dulce en la receta, pero piensa en su utilidad en otras recetas, salsas que lleven azúcar por ejemplo :)

      Eliminar
  7. Heva curioso mezcla para edulzar :-)
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijú, la verdad es que la combinación ha resultado curiosa, con un intenso sabor a tierra, a huerta, nada que ver con una receta al uso de mermelada :) Un abrazo!

      Eliminar
  8. ¿Tomate más higo?, uyyyyy que ganas de probarla!,no se me hubiese ocurrido esa mezcla. Esta vez, como siempre, quiero hacer todas las propuestas de Ventanas Verdes, jajaja que glotona soy!
    Cruzo los dedos para que tengas tu terrenito, y que luego me llames para que vaya a probar lo que cosechas. ;)
    Un besito compi!

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué buena! Yo ando también buscado recetas para gastar los tomates que a estas alturas sigue dando el huerto. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nimue!!! Ya me contarás cómo los preparas :)

      Eliminar
  10. Acabo de hacer la receta, gracias!!! Una pregunta... Lo del vacío es para conserva no? Si solo quiero consumirla puedo meterla en frasco y una semana más o menos nevera y a comer???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, guardalá en la nevera para que se conserve durante ese tiempo :)

      Eliminar