16 de mayo de 2013

Panacota de calabaza y coco




Bueno, ya veis para que quería el vasito de té decorado, para acompañar a esta panacota, aunque la verdad no sé si es el termino más adecuado, está hecha con leche de coco en lugar de nata (no por aligerar la receta) para darle más sabor.

En principio no tenía intención de hacer nada parecido a lo que os traigo tan solo pretendía hacer una crema espesa de calabaza pero al verla y probarla en seguida me puse a pensar en transformarla, creo que llevaba muchos días sin experimentar en la cocina y necesitaba divertirme. Enseguida tuve claro que quería que tuviera forma y consistencia de flan pero quería mantener la receta vegana por eso le añadí agar agar. Dividí el puré en dos partes para hacer pruebas más o menos consistentes, la opción salada, si, hay una opción salada como entrante y una dulce como postre, aunque ni la una es muy salada ni la otra muy dulce. El flan es el mismo en las dos, lo que cambia es la salsa, quería emular el color del caramelo y como en principio era un entrante pensé en una salsa a base de soja, para que no fuese tan salada preparé teriyaki, que no es más que una reducción de salsa de soja y mirin a partes iguales con un poco de azúcar, a esta primera opción le puse más agar agar y quedo más consistente (en la receta os escribo la proporción). 





Aunque era un entrante no dejaba de tener su punto dulce ya que la calabaza, la zanahoria y el coco lo son, asique con el resto preparé unos flanes más “blanditos” y simplemente los bañe con un poco de sirope de arce, un postre diferente. A mi me gustó más la opción dulce con textura cremosa, a mi chico, la de la salsa oriental y consistencia firme para ir paladeando los sabores sin que lleguen a mezclarse. En lo que si coincidimos es en la crema de calabaza, zanahoria y coco, nos gustó a los dos :)





Puré de calabaza, zanahoria y coco  (La base)

500 gr de calabaza pelada
2 zanahorias grandes peladas (algo más de 150gr)
1 lata de leche de coco
Aceite de oliva, pimienta y sal

Elaboración:

Troceamos la calabaza y las zanahorias, precalentamos el horno a 180°, ponemos una pizca de sal, pimienta molida y un poco de aceite de oliva, tapamos con papel de aluminio y horneamos durante una hora (la calabaza necesita menos tiempo que la zanahoria, en este tiempo están listas las dos). Sacamos del horno y lo volcamos en una cacerola (aprovechamos el jugo que habrá soltado la calabaza) e incorporamos la leche de coco, encendemos el fuego, cuando rompa a hervir apagamos, removemos bien y trituramos la crema con la batidora.

Flan de calabaza y coco con salsa teriyaki  (El entrante)( 2 raciones)

250 gr de puré de calabaza y coco
3 gr de agar agar
100 ml de salsa de soja
100 ml de mirin (en tiendas especializadas cocina oriental o gourmet)
3 cucharadas de azúcar integral

Elaboración:

Ponemos el puré en un cazo en el fuego, cuando rompa a hervir añadimos el agar agar, dejamos que cueza un par de minutos mientras removemos para que se reparta bien. Engrasamos dos flaneras con un poco de aceite y rellenamos con el puré, dejamos en la nevera hasta que cuaje, mejor de un día para otro. Mientras preparamos la teriyaki, en un cazo ponemos el mirin, la soja y el azúcar, cocemos hasta que reduzca, unos 15 minutos, habrá que remover para evitar que se desborde. Dejamos enfriar. Se retira la espuma que se forma en la superficie (en mi caso la dejé por motivos fotográficos no culinarios). Desmoldamos nuestros flanes y ponemos un poco de salsa teriyaki por encima, solo un poco, queremos que se distingan todos los 
sabores.

Panacota de calabaza y coco (El postre)(3 personas)

350 gr de puré de calabaza y coco
3 gr de agar agar
Sirope de arce

Elaboración:

Repetimos los pasos de la receta previa para preparar los flanes, en este caso no hay que preparar salsa, solo sacamos de la nevera, desmoldamos y regamos con un chorrito de sirope de arce.




21 comentarios:

  1. Pues tiene muy buena pinta, Heva! Yo hace unos días, no demasiados, también experimenté y hice flan de coco on leche de coco, nada de lásteos, y la verdad es que salió riquísimo! Ya publicaré la receta! Continuamos con nuetros esperimentos, que mientras alimentamos y nos alimentamos! Las fotos preciosas, como siempre ;)
    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  2. Que pinta mas rica tienen! lo que pasa es que creo que la leche de coco no me gusta mucho...pero a ver si me animo, que tengo dos latas en casa!. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Lo del jarabe de Arce, es muy buena idea incluso para los flanes tradicionales... Queda anotado. Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Delicioso!, y las fotos preciosas.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Son super especiales tus panacottas, a mi nunca me han gustado por el tema de la crema, más que nada el sabor, seguramente con leche de coco puede mejorar.
    Por aqui calabaza solo en temporada. Me quedo imaginando como saben.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Qué originalidad, qué colores, qué maravilla!!

    Yo no sé si llegaría a los flanes, porque solo la crema ya debe ser riquísima. Con estos días grises y mi pasión por los purés, me tentaría mucho comérmela. Tendré que hacer el doble de cantidad cuando me ponga a ello y así disfrutar todas las versiones, ya que esas panacottas me han parecido increíbles :)
    Un besoo

    ResponderEliminar
  7. Tiene que estar bueno no, lo siguiente. Lo haré porque seguro que a mis hijas les encantará :)

    Estoy enamoranda de tus fotos Heva. <3

    ResponderEliminar
  8. Preciosas, en serio. Me encantan las fotos, el vaso, las flores y por supuesto la pannacotta!!! :) besikos

    ResponderEliminar
  9. Niñaaa que me matas con esta mezcla increible de ingredientes!! maravillosas estas panacottas, que me llevo si o si!!! Las fotos otra obra de arte...pavariar!!!!! ja ja!!

    ResponderEliminar
  10. Apuntada!! Me encanta que nos expliques cómo experimentas en la cocina. Besos

    ResponderEliminar
  11. Margaritas!!! me recuerdan a mi niñez, a los collares de flores que nos hacíamos las niñas cuando éstas llenaban los campos, salvajes y divertidas, que bonito recuerdo.
    No sé por cuál receta decantarme, todas me atraen y el sabor calabaza y coco se me antoja rico.
    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
  12. Se ven muy apetecibles, el color es precioso, atrae ya por si sólo. Y me encanta el experimento dulce-salado, un juego divertido para sorprender.
    El agar agar es estupendo para estas cosas, permite mucho jugar con las texturas, con la gelatina "normal" no se puede.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Me fascina todo, ya sabes que a mi todo lo cercano al campo, a lo natural, es algo que es inherente a mi, a mi familia y esta panacota es una ricura, sobre todo porque es ligera, yo me anoto todas las recetas!

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  14. Me gustan las dos opciones, tienes razón en lo de la leche de coco, le da un toque distinto. Pero cuando he visto la primera foto.... me he quedado un buen rato sin bajar para leer, ya que me he quedado allí extasiada. Esa foto lo dice todo, no hace falta mas explicación. Una verdadera maravilla.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Yo hago uno diferente y me encanta. Probare este tuyo

    ResponderEliminar
  16. ¡Absolutamente delicioso!. Me encantan los flanes y "variantes" hechos con leche de coco y uso mucho el agar agar ¡pero este plato me ha dejado sorprendida!, puedo imaginar el sabor y la textura y se me hace la boca agua... ¡qué bueno!. ¡Heva, eres una artista!. Un besote,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  17. Deliciosa la panacota y preciosa la taza!! Besos

    ResponderEliminar
  18. Riquísimo seguro! Que fotos.... y que pintaza!! Nos ha encantado! Aunque viniendo de ti lo raro es que no nos gustara... porque siempre nos enamoras!!

    Saludos 'especiados'

    ResponderEliminar
  19. Sabes que me encanta tu blog, tus fotos y que experimentes en la cocina. Veo que los resultados del experimento son más que óptimos. Me tiro por la versión dulce (no tengo remedio).

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Todo espectacular, la receta, las fotos...
    Bss

    ResponderEliminar