Google Tarjeta d embarque: Mantequilla de castaña casera { Kireei magazine 6 }

Mantequilla de castaña casera { Kireei magazine 6 }


Esta semana el nº6 de la revista Kireei magazine ha pisado la calle, las tiendas y los buzones de correo, como el mío ;) Una vez más Cris ha contando conmigo para el reportaje gastronómico, no puedo estar más feliz. Abrir el sobre que la contiene se ha convertido en un momento mágico, de expectación, un poco de autocrítica y un mucho de satisfacción.

Me gusta celebrar la llegada de cada número con una receta, en esta ocasión la revista gira en torno a la casa, la ciudad, el entorno en el que vivimos. El nuestro es rural, marcado por las estaciones y eso se refleja en mi cocina, en mi búsqueda por recetas sanas y sobre todo en dejar que las temporadas marquen la despensa, como hoy, la castaña, reina del otoño y de esta receta.

Una receta fácil, como le gustan a Cris Camarena, pero de capricho. Una alternativa al chocolate de untar pero igual de sabrosa. El sirope de arce sustituye al azúcar por su bajo índice glucémico y aporta su característico sabor a la castaña, sin quitarle protagonismo. 


Mantequilla de castañas

1 docena de castañas
Una cucharada de aceite de oliva virgen extra
Una pizca de sal
2 cucharadas de sirope de agave
Agua

Elaboración:
Escaldamos las castañas en agua hirviendo durante 1-2 minutos, escurrimos y cortamos la cocción con agua fría. Pelamos, si no puedes quitar la piel interior no te preocupes. Ponemos a calentar una sartén sin aceite, cuando esté lista ponemos las castañas peladas en ella y dejamos tostar. Vamos moviendo la sartén para ayudar a que se desprenda la piel que tengan pegada y para que se hagan por todas partes. Cuando estén doradas las retiramos del fuego. Si queda piel la retiramos.
Ponemos en la picadora la castañas, molemos parando a ratitos para ir vigilando la textura, cuando sea fina añadimos la pizca de sal, el sirope y el aceite, mezclamos bien. Por último incorporamos el agua que sea necesaria para que tenga textura untable, menos de ¼ de vaso. En la picadora coge temperatura y te puede parecer que no necesita la humedad del agua, al enfriar se quedará sólida si no la añades.
Si lo prefieres puedes comprar las castañas asadas a la castañera de tu barrio, llevártelas rápido a casa y preparar la mantequilla ;)

Ahora sí, a disfrutar de mi revista favorita con esta golosina y una infusión.

14 comentarios:

  1. De castañas que rico!!!
    Preciosas fotos, pero ya lo sabes ;-)))))
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mijú =))) Siempre se agradece ¡Muack!!!

      Eliminar
  2. ah! pero es una mantequilla dulce? pues seguro que está deliciosa, me apunto al plan!
    Felicidades preciosa, si es que eres grande.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dulce sí pero rica, rica y eso que yo no soy nada golosa ;P
      Besossss

      Eliminar
  3. De verdad que la encuentro muy original y debe saber de maravilla. Bss

    ResponderEliminar
  4. Que buena tiene que estar. Gracias por la receta!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. pues heva ha de setar de lujo esta mantequilla de castaña hay que provarla . preciosas fotos para variar :P
    besos

    ResponderEliminar
  6. Heva!!! Me ha encantado tu colaboración con Kireei, casi le doy un mordisco a la revista!!! Que bocadillos más apetitosos y que fotos más preciosas! Felicidades!! Un abrazo bien grande

    ResponderEliminar
  7. cuanto me alegro, deseando que llegue la mía y ver lo que nos trae. bss

    ResponderEliminar
  8. Hola, mis felicitaciones, qué original! Y si, las fotos son preciosas!
    Dos dudas, ¿es sirope de ágave o de arce? Y una vez hecho, ¿cuanto tiempo dirías que aguanta?
    Muchas gracias y de nuevo felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola =) Puedes utilizar sirope de arce o de agave, los dos tienen un bajo indice glucémico, yo los utilizo indistintamente según si quiero que se note su presencia o no, el de arce tiene un sabor más intenso.
      Yo lo conservé en la nevera, ya ves que es poca cantidad, hasta que lo consumimos, eso sí le dejas que se atempere un poco para que sea más untuoso.
      Gracias a ti =)

      Eliminar