Google Tarjeta d embarque: Mermelada de Physalis {Merienda para dos}

Mermelada de Physalis {Merienda para dos}





Hace una semana del taller de foto culinaria y ya estoy pensando en el siguiente pero mientras decido la fecha os dejo con una receta que he preparado con unos physalis que compré para que mis alumnos fotografiasen. Los physalis son originarios de América aunque también se cultivan en zonas cálidas como en el sur de España, es la baya de un arbusto  perteneciente a la familia de las solanáceas, como los tomates, las patatas o el tabaco.

No solemos comprar frutas exóticas aunque de vez en cuando nos gusta descubrir nuevos ingredientes con los que experimentar en la cocina. Entre sus características me llamó la atención que son ricos en pectina y de ahí que hiciese mermelada. El cestito era tan pequeño que la poca mermelada que salió nos la comimos de una vez, acompañando a unas minis magdalenas integrales, un postre casero para dos =)



Estaba deseando enseñaros mi nueva taza, nueva en mi familia, porque de novedad no tiene nada, es una taza checa de un siglo de antigüedad ¡qué responsabilidad! ¿Verdad que es bonita? Gracias Raúl :)




Mermelada de physalis

75 gr de physalis (sin la flor que los recubre)
30 gr de azúcar moreno
1 chorrito de zumo de limón
¼ de vaso de agua

Elaboración:

Ponemos todos los ingredientes en un cazo, los physalis partidos por la mitad, cuando rompa a hervir vamos removiendo para que se rompa la fruta, en cuanto se empiece a deshacer que será cuando empiece a espesar retiramos del fuego y listo, en unos diez minutos tenemos una delicia lista para degustar, bueno, hay que esperar un poco para no quemarse =)

31 comentarios:

  1. No tenía ni idea de que era hasta que he visto la foto!!!!! ;) Seguro que estaba bueníssima. Besitos

    ResponderEliminar
  2. ¡Tiene muy buena pinta Heva!, las fotos preciosas como siempre.
    besitos

    ResponderEliminar
  3. Me imaginó lo buena que puede estar, porque los phisalis me encantan. No sabia que tuviesen tanta pectina. Algún día la probaré de hacer, pero solo con una cajita, porque al precio que van..... Gracias por la idea.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, preciosa la taza y platito. Tener algo así tan antiguo, cuanta historia que conlleva no?

    ResponderEliminar
  5. Phisalis? He alucinado!!! Me ha pasado como a Judith, que hasta que no he visto la foto no sabia que eran!!! jajajaja Eso si, las fotos lo dicen todo... debe ser un gustazo!
    Un besote

    ResponderEliminar
  6. Como siempre, preciosas fotos .. lástima que me pille un tanto alejada, pero no sucumbo ante la idea de no volver a verte (como dice la canción de Manolo García) y uno de estos días, te sorprenda en uno de esos talleres tan fabulosos. Para esa fecha, lo haré con mi cámara nueva (que estoy pendiente de comprar).

    Bss y achuchones,
    Silvia

    ResponderEliminar
  7. Maravillosas las fotos y el aspecto de la mermelada insuperable, del sabor ya te has ocupado de catarlo y contarlo.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  8. No conocía esta fruta, pero ha valido la pena la poca mermelada, aunque solo sea por estas fotos tan preciosas!!! Besos.

    ResponderEliminar
  9. No los he probado nunca, aunque siempre me han llamado la atención por su forma. Tiene muchas semillitas? La taza es una preciosidad.Besos

    ResponderEliminar
  10. Muy original y deliciosa...
    Y las fotos, impresionantes!!
    La taza es preciosa, me ha encantado, es un regalo de un gran valor, y no sólo por la antigüedad. :-)
    Un abrazo,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  11. Ahora que los veo si que se lo que son! Hice estas navidades una tarta de queso con ellos, pero al ver ese color tan marroncito pensaba que se parecían a los higos. Pues no los encuentro, me dicen en la verdulería que tengo que ir a fruterías más específicas con fruta tropical todo el año. Me encantan por su acidez. lo de la mermelada lo he encontrado genial!

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa
    Pues sí, ya conocía el physalis, y estoy enamorada pero no con pasión, más bien moderada, me gusta añadirlo cómo toque final a un postre, de hecho yo lo conocí así, coronando un mini pastel y el contraste final con sabor un tanto agridulce del fruto me hizo enamorarme enseguida.
    Es un fruto que compro pocas veces, así no me aburro. Pero mermelada? pues no, mi imaginación no va tan allá y me ha encantado que me lo descubrieras, y para dos? buena idea, guapa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Descubrí el aguaymanto en Perú y me encantó. Tendré que probar tu mermelada que promete mucho.
    Buen día

    ResponderEliminar
  14. ¡Uff, madre mía, y tanta responsabilidad! Eso si, es preciosa.
    Y la mermelada tiene que estar divina, para unos desayunos de capricho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Hola Heva, si que llevas razón, son muy curiosos estos frutos,Yo particularme habiendo vivido muchos años en Brasil te diría que hay tannnntas frutas que no conocemos. El tropico es maravilloso. Un universo de vida. Yo sí que las había comido pero no en mermelada. Lo cual me encanta porque soy una fanática de las mermeladas "raras" aunque esta sería carita. Por el tamaño claro. Te sigo hace poquito me como tú bien dices: yo soy muy visual, y me encanta "tu punto de vista. No consigo seguirte en el Pinteres, que también coincido es un GRAN incentivo. Pero seguiré intentandolo. Caprichos de San Internet. Un abrazo y por cierto, sin quitarle absolutamente ningún merito a tus maravillosas imágenes, la más bonita son esos ojitos preciosos apareciendo por ahí. ;)

    ResponderEliminar
  16. Me encantan los Physalis, yo los como directo de la planta (en Chile), una delicia.
    La mermelada la hago con Physalis y pomelo rosa, una delicia.
    Exquisita consistencia!
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. No sabía que del physalis también se podía hacer mermelada. Siempre los he comido al natural y me gustan, así que no descarto prepararlos en mermelada algún día. La taza es monísima y el resto de atrezzo, y fotografias preciosas! Montse

    ResponderEliminar
  18. Qué ganas de saber del curso, ya sabes que para el próximo... Qué rica mermelada, tiene una pinta deliciosa, me encantan las mermeladas hechas con frutos con pequeñas semillitas que le dan una textura crujiente fantástica. Menuda tacita, qué lujo, qué cosa tan bella. Un besote preciosa.

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  19. En casa nos gusta mucho este fruto, al que yo le llamo "frutilla". No sólo está rico sino que decora muy bien los postres. En mermelada estará igual de rico que a bocados.

    Besotes

    ResponderEliminar
  20. No sabía que se llamaban así. Un lujo de fotos

    http://blog.conideasyaloloco.com
    www.conideasyaloloco.com

    ResponderEliminar
  21. Había visto estos frutos en fotos pero no sabía como se llamaban. Nunca los he visto en vivo y en directo pero.
    Deliciosa, Heva! igual que las fotos!
    Un abrazo muy fuerte, guapa!

    ResponderEliminar
  22. No me imaginaba que la mermelada de phisalys pudiera resultar con un aspecto tan atractiva. Las fotos como siempre preciosas con una luz que embruja. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  23. No sabía de que iba la mermelada hasta ver la receta. Tiene una pinta estupenda. Y esa taza es una maravilla. Bss

    ResponderEliminar
  24. Siempre es un lujo ver tu trabajo. Esa luz y ese color cálido desde luego acogen y la mermelada tiene que estar estupenda. ¡¡ Esa taza tiene que estar encantada con su nueva familia y con las meriendas que le tocan !! ;)

    ResponderEliminar
  25. Hola,
    yo tampoco sabia a que era hasta que lo he visto. Tengo curiosidad por saber que sabor tiene. Nunca he probado el Physalis

    aqui os dejo una receta de mermelada de fresa, para las más conservadoras ;)
    http://operacionfartumbi.blogspot.com/2013/04/mermelada-de-fresa.html

    ResponderEliminar
  26. Me encanta, por acá para variar así como de "exóticos" vamos en frutas y flores, no tenemos de todo y claro esto tengo que probarlo a la vuelta, porque se ve además de bello, delicioso!
    por lo pronto te dejo un abrazo enorme♥

    ResponderEliminar
  27. Si que los he comido, son deliciosos. Pero entran tan poquitos en la cesta que no suelo plantearme hacer nada con ellos, me los como sin más que están deliciosos. La taza es maravillosa, y tu sabes captar su mágia. Un beso enorme ♥

    ResponderEliminar
  28. Cuando hemos visto Physalis hemos pensado... ¿qué son? Pero al ver la foto duda resuelta!! Que idea más buena Heva, siempre estas innovando e inspirandonos! Muchas gracias!!

    Saludos 'especiados'

    ResponderEliminar
  29. Preciosa la taza, preciosas las fotos y maravilloso aspecto el de la mermelada: qué color espectacular.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  30. Me gusta mucho toda tu vajilla. Viendo la taza me arrepiento de no haber comprado hace unos 10 años un juego de te en que la taza era como de espejo y cada plato del conjunto representaba un cuadro conocido diferente. La gracia radicaba en que las tazas refejaban el cuadro del plato.
    No sabía cómo se llamaba esta fruta, que nunca he probado aun estando en la decoración de muchos pasteles de pasteleria.
    En casa estoy inundada de nísperos, así que estos días ando yo también interesada en mermeladas, compotas...
    Me gustaria mucho asistir a uno de tus cursos presenciales.
    Feliz dia!

    ResponderEliminar