Google Tarjeta d embarque: Panecillos integrales al vapor

Panecillos integrales al vapor




No soy de hacer grandes panes, requieren un tiempo del que no dispongo, por eso cuando los preparo prefiero quedarme con panes sencillos, con poco amasado, solo tiempos de levado y poco más. Si tuviera máquina de amasar prepararía pan casero a diario porque somos muy panarras en casa.

Este mes Memòries d´una cuinera nos proponía hacer pan y pensé en una receta de Odile, la técnica de cocción que ella usa para el pan. Me recordaba a unos panecillos que nos servían de postre en China, aquellos me sabían a harina de arroz pero puede que me engañe la memoria,  eran unos panecillos pequeños, cocidos al vapor, blancos, blanquísimos, y siempre venían acompañados de leche condensada para mojarlos.





Panecillos de espelta al vapor

50 gr de harina integral de espelta
50 gr de agua
½ pastilla de levadura fresca
200 gr de harina integral de espelta
1 cucharadita de sal
90-100 gr de agua

Elaboración:
La noche antes ponemos en un bol los 50 gr de harina, deshacemos la levadura con los dedos mezclándola con la harina e incorporamos el agua, removemos y tapamos con film de cocina, dejamos reposar.
A la mañana siguiente encontraremos una masa llena de burbujas y aromas, añadimos los 200 gr de harina, la sal y empezamos a incorporar el agua a la vez que amasamos, de esa manera nos aseguramos de poner la cantidad adecuada para conseguir una masa maleable y homogénea, una vez la veamos elástica y lisa la devolvemos al bol y la tapamos de nuevo para que repose, tiene que doblar su volumen.
Cuando esté lista, la cortamos en 8 porciones (si queremos que tenga el tamaño adecuado para comerla con palillos tendrán que ser 24 unidades), le damos forma de bola (ligeramente, sin amasar) y las disponemos en la vaporera. La mía es de bambu, normalmente pongo sobre ella hojas de lechuga pero no tenía, por ese motivo la forré con papel de horno, haciendo cortes para que pasara el vapor, tanto un método como el otro evitarán que se peguen los panecillos a la vaporera. Los dejamos reposar un ratito para que vuelvan a levar.
Ponemos agua en el wok, cuando hierva colocamos la vaporera encima y dejamos que se cuezan los panecillos durante 25 minutos (si son más pequeños tardarán menos tiempo). Los servimos tibios acompañados de un poco de sirope de arce para mojarlos.

Espero que os gusten =)

23 comentarios:

  1. Nunca he probado los panecillos al vapor y tendré que animarme un día, porque menuda pinta tienen!
    bsss

    ResponderEliminar
  2. Curiosos estos panecillos, seguro que vas a sorprender con ellos. Me ha llamado la atención que has dicho que en China los acompañaban de leche condensada y me pensaba que ellos no toman leche porque nunca en su carta de recetas la veo. Me gustaría probar tus ricos panecillos con esa leche condensada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola, he estado buscando por la red alguna receta de aquello que nos servían de postre y no consigo encontrarlo, eran muy similares a los panes chinos que sirven aquí en los restaurantes pero cocidos al vapor, con harinas muy refinadas porque eran blanquisimos y sí, nos ponían leche condensada para mojarlos, son muy sosos solos. A lo mejor es un plato que preparan para occidentales =(

      Eliminar
  3. guauuu tienen una pinta estupenda. Me gustan mucho. Bss

    ResponderEliminar
  4. Había oido hablar de los bollos al vapor, la verdad, pero nunca me he lanzado a hacerlos... soy de cortezas crujientes, y estos me parecen demasiado suaves. Por otro lado también he de decirte que al ver los tuyos con espelta... me han llamado más la atención... tal ver los vea menos sosos. A ver si me lanzo, porque parecen muy fáciles.

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son suavecitos, como el pan de molde por eso hay que mojarlos, para darles un poquito de chispa ;)

      Eliminar
  5. Qué original, al vapor. Con lo que me fastidia últimamente poner el horno (por la factura, no por otra cosa). Me lo apunto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Que ricos así al vapor... me encanta la idea! me recuerda al pan dulce que te dan en los chinos!

    ResponderEliminar
  7. me encanta , tendremos que hacerlos
    besos

    ResponderEliminar
  8. Los hago muchas veces y es la cosa mas suave y esponjosa que he comido en pan. Integrales me gustan! Bss

    ResponderEliminar
  9. Eva panarra!!!.please enseñame a fotografiar ese humoo. Me encanta. Bss

    Virginia "sweetsndsour"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene trampa, solo mira de dónde le llega la luz y que se distingue sobre fondo oscuro ;)

      Eliminar
  10. Lo que me gusta de la gastronomía asiática es lo bien que usan el vapor, no sólo para sus dimsum que me chiflan, también para el pan o para hacer pasteles, las magdalenas hechas al vapor son espectaculares de esponjosas. Cuando vinimos a vivir aquí todavía faltaban "cuatro" cosas por terminar de la casa, la cocina no estaba terminada del todo y no teníamos horno, por lo que con el blog en marcha tenía que apañarme con lo que tuviera, y una de mis primeras recetas son unas magdalenas de chocolate asiáticas hechas al vapor, maravillosas, de verdad y rápidas de hacer. Así que no me extraña de ver estos panes tan ricos, lo de la leche condensada si hay que ponerle le ponemos eh? todo lo que les toque, jajaja
    Un besito guapa, feliz semana

    ResponderEliminar
  11. Panecillos al vapor. Qué curioso!! Yo lo máximo que he hecho son bagels que se remojan unos segundos en agua hirviendo antes de hornear y nos encantan. Besos

    ResponderEliminar
  12. ¿Y que tal quedaron de textura exterior? porque a mi el pan cocido al vapor me resulta un poco pegajoso, aunque seguro que de sabor estarían deliciosos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pegajosos? no, pero no tienen corteza, dan la sensación de no estar cocidos por fuera porque quedan lisos y sin dorar pero son algo así como el pan de molde, blanditos pero bien cocidos =)

      Eliminar
  13. No dejas de sorprenderme, nunca he probado panes al vapor y no me habría interesado mucho, si n o viniera de ti la receta. Asi que igual algún día lo hago con los peques. Un besote

    ResponderEliminar
  14. Que puntazo cocinados al vapor! seguro que son deliciosos, lo hecho con tanta delicadeza suele serlo siempre! las fotos son más que deliciosas, lo siguiente... la de los panecillos humeantes es brutal!

    Besiños salseros Heva!

    Tito

    ResponderEliminar
  15. lo que no hagas tu no lo hace nadie!!! una receta de lujo, como siempre. besitos guapetona y muchísimas gracias

    ResponderEliminar
  16. Estoy enamorada de estos panecillos integrales y su acompañamiento Heva!!

    <3

    ResponderEliminar
  17. Precisamente cuando he visto el título he pensado en la receta de Odile, porque hace solo unos días pude estar con ella ( apenas sin tiempo ni para decirnos hola) y la he visto en su blog. Me encanta esa forma de cocción, aunque no la domino en absoluto. Habrá que ponerse las pilas y probarla.

    Preciosas fotos.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  18. ¿Sorprenderme tu? No, que va. Siempre consigues darle la vuelta a las recetas, me encanta.
    Besos y muchísimas gracias por participar.

    ResponderEliminar
  19. Que delicados parecen, que buenos! Las fotos me encantan :)
    Marta

    ResponderEliminar